Hechos significativos: Del 116 Congreso a la oposición de Romney

1.- 116º Congreso. Arranca la nueva legislatura con una Cámara de Representantes de mayoría demócrata y un Senado de mayoría republicana.

Falta por completar un asiento por Cámara: el 9º distrito de Carolina del Norte sigue en disputa y, en el Senado, Rick Scott tomará posesión de su asiento una vez deje su puesto actual de Gobernador de Florida el próximo 8 de enero, incrementando a 53 la representación republicana en la Cámara Alta.

Sobre la nueva configuración y la vuelta de Nancy Pelosi como Speaker, mi querido Miquel Pellicer hizo ayer un impecable repaso, así que no me voy a extender en ello. Hablemos de los Comités de Investigación.

En septiembre pasado Pelosi llamó a 3 demócratas de máximo rango en 3 importantes comités de investigación de la HoR: Elijah Cummings (D – MD 7º) en Oversight (jurisdicción y autoridad legislativa), Jerrold Nadler (D – NY 10º) en el Judicial y Adam Schiff (D – CA 28º) en Inteligencia, para hablar de la estrategia de las futuras investigaciones ante una posible mayoría azul en la Cámara. Las premisas de la hoy Speaker fueron: elegir bien las cuestiones a investigar; priorizar; no pisarse el terreno entre ellos y, sobre todo, que no parezca una persecución a Trump, sino una búsqueda de transparencia y justicia.

Preguntada sobre si se considera un igual a Trump, Pelosi ha contestado que “la Constitución así lo afirma”. Esto, unido a la activación de estos comités (dormidos en la anterior legislatura) y el desarrollo de la estrategia arriba comentada, promete dos años de alta intensidad que comenzaron ayer mismo, con una rueda de prensa sorpresiva por parte del propio Trump para contrarrestar lo que ocurría en el Capitolio, y que terminaran con las elecciones presidenciales de 2020.

2.- Y la primera en dar el paso ha sido… Elisabeth Warren. ¿Qué puedo decir? La que fuera nuestra rival en la primera campaña que hice en EE. UU. justo después de renovar su asiento en el Senado, ha anunciado un comité para explorar sus opciones a desafiar desde el lado demócrata a Trump en 2020. Aquel viaje a Ohio en la recta final de su campaña ya nos dio muchas pistas y adivinen cuál ha sido su primer destino tras el anuncio: Iowa, estado en el que tienen lugar las primeras primarias del país cuando se mira hacia la Casa Blanca. En breve hablaremos de nuevos viajes a Pennsylvania, Florida o California. Los dos primeros por ser estados muy competitivos, y el último éste estado a causa de la búsqueda de fondos.

Warren, en un primer gesto de campaña, ha anunciado que donará su sueldo de Senadora en lo que dure el shutdown, poniendo así ya el enfrentamiento con Trump encima de la mesa y, en cierta manera, elevándose del problema, ya que la falta de acuerdo que mantiene a parte de la administración federal parada se da entre Congreso y Casa Blanca.

¿Cuenta Warren con el apoyo de los suyos? No parece que haya total respaldo, porque ya ha salido el Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, diciendo que para él la apuesta y el candidato más creíble es el exVP Joe Biden. Para muchos Warren está demasiado a la izquierda y eso no funciona bien fuera de California, Massachusetts o Maryland.

Trump se está frotando las manos por tener a Warren enfrente y no ha esperado nada para proponerle un cartel de campaña con mucha sorna respecto a la polémica de sus ancestros nativo-americanos. Tampoco olvidemos que, preguntado por la prensa, su respuesta fue “pregunten al psiquiatra de Warren si ella cree que puede ganar en 2020”.

3.- Romney en oposición a Trump. El 1 de enero el anterior Gobernador de Massachusetts, candidato republicano a la Presidencia en 2012 y actual Senador por Utah, Mitt Romney, publicó un artículo de opinión en el Washington Post que se titulaba “El presidente perfila el carácter público de la nación. El personaje de Trump se queda corto.”

Tras elogiar ciertas decisiones como, entre otras, ajustar los impuestos de las corporaciones a sus competidores internacionales, reducir el exceso de regulación o el nombramiento de jueces, Romney achaca a Trump no ser la imagen ni el carácter que el país merece como comandante en jefe, de no unir y, mucho menos, inspirar.

La reacción de Trump no se hizo esperar y, a través de un tweet, le echó en cara que él había ganado a lo grande y Romney no. Entiendo que el Presidente se refiere a que él sí ganó unas presidenciales porque, si nos centramos en Utah, el Senador ha obtenido en su elección 150.000 votos más que Trump hace dos años.

La respuesta de otro republicano y también Senador (por Kentucky) Rand Paul, deja claro que el conservadurismo moderado de Romney no abarca todo el espectro de su partido y que desafiar a Trump no es gratis ni tiene el aplauso inmediato. De hecho, si lo tiene, viene del lado demócrata, algo que agranda la base del actual Presidente.

En su tweet Paul incorpora dos conceptos clave para cualquier republicano como son “Reagan” y “Big Government” y los combina con un reproche por exceso de vanidad. Es increíble las combinaciones tan asombrosas que se pueden hacer en 6 líneas, pero también es cierto que la recurrencia a Reagan en la era Trump es una práctica muy habitual.

4.- McChrystal entra en escena. “No creo que esté diciendo la verdad”. Quien se manifiesta así es el general retirado Stanley McChrystal en una entrevista con Martha Raddatz en el programa “This Week” de la cadena ABC.

Y por si quedaba alguna duda, el general de cuatro estrellas respondió a una pregunta con su concreción habitual.

  • Según su visión ¿es Trump un inmoral?
  • Creo que sí lo es.

Un reportaje en Rolling Stone le salió muy caro a McChrystal y se fue destituido como comandante en jefe del despliegue aliado en Afganistán en 2010, algo que Trump ha aprovechado en su reacción a las declaraciones al afirmar que “fue despedido como un perro por Obama”.

5.- … Y Zinke se va. El Secretario de Interior Ryan Zinke ha dimitido de su puesto en el Gabinete.

El ex Navy Seal, quien llegara a su primer día de trabajo en DC a lomos de un caballo llamado Tonto (en EE.UU. Tonto es el nombre del personaje que acompañaba en sus aventuras al Llanero Solitario), se va con una larga lista detrás de conductas cuestionables: 12.000 dólares en un chárter para asistir a un partido de hockey propiedad de un gran donante; acusaciones de represalias contra un experto en cambio climático o la posible apertura de una investigación criminal por su participación en el acuerdo realizado sobre unas tierras con el CEO de la petrolera Halliburton, entre otras, han hecho su situación insostenible.

Un comentario en “Hechos significativos: Del 116 Congreso a la oposición de Romney

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *