TrumpLand Media
Medios y comunicación en la era Trump
Infografías: Ferran Morales

Datos y textos: Maria Crosas

Textos: Miquel Pellicer

¿Qué son los swing states?

Un estado pendular (en inglés: swing state) se refiere a los estados que son decisivos para cualquier candidato a las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Son estados que no tienen una mayoría demócrata (azul) ni republicana (rojo) y que por tanto cambiar en cada elección en función de las campañas de cada candidato.
En estas elecciones presidenciales entre Donald Trump y Joe Biden consideramos que los swing states serán aquellos estados en los que haya habido una variabilidad respecto a las tres últimas elecciones anteriores: Trump vs Clinton (2016), Obama vs Romney (2012) y Obama vs McCain (2008).
En estas elecciones de 2020 consideramos swing states: Florida, Indiana, Iowa, Michigan, Ohio, Pennsylvania, North Carolina y Wisconsin.
Hay que tener en cuenta, además, que en estas elecciones se prevé que algún estado más que hasta ahora era rojo pase a ser azul, según algunas encuestas recientes.

En las elecciones en las que venció Obama,
el candidato demócrata venció tanto en el voto popular como en el electoral.

Variabilidad en los estados pendulares, aunque en las elecciones de 2016,
Trump se llevó los estados clave.

La suma de todos los ocho swing states representan 125 votos electorales.
en el 2016 vencio Trump por poca diferencia.

En las últimas elecciones de 2016, se produjo una anomalía en cuanto a la disparidad del voto popular y el voto electoral. Hillary Clinton venció el voto popular: 65,8 millones de votantes contra los 62,9 millones de Donald Trump.
No obstante, Donald Trump venció en los swing states clave. Así el resultado en cuanto a voto electoral fue Donald Trump (304) vs Hillary Clinton (227).
Si consideramos el triunfo en los estados pendulares, Donald Trump en 2016 venció en Wisconsin, Michigan, Iowa, Indiana, Ohio, Pennsylvania, North Carolina y Florida. Es decir, todos los swing states fueron rojos. En 2012, el republicano Mitt Romney perdió las elecciones pero se llevó los votos en Indiana y North Carolina. En 2008, John McCain también perdió contra el candidato demócrata Barack Obama pero venció al menos en uno de los swing states, Wisconsin.
Obama respite victoria en 2012, con un margen más estrecho y perdiendo dos estados pendulares, North Carolina e Indiana.
En las últimas elecciones, el margen de victoria en dichos estados fue sensiblemente menor que en las anteriores dos elecciones. Donald Trump ganó en estos swing states en la mayoría de los casos por debajo del 50%.
La victoria en estos swing states representaron 125 votos electorales para el candidato republicano, algo que fue decisivo para que Hillary Clinton perdiera las elecciones.
Estrepitosa derrota en 2008 de John McCain ante Barack Obama. El demócrata se llevó la mayoría de los estados pendulares, menos Wisconsin.

La polarización del país

Habitualmente los estados del centro y sur del país son estados que votan republicano. En las últimas elecciones han sido fijos para los republicanos 22 estados, que representaron 177 votos electorales y el 30,9% de los votantes.
En cuanto al lado demócrata, 21 estados son los que no cambian su voto habitualmente. Representan aproximadamente 229 votos electorales y son el 44,1% de los votantes.
Los swing states, aproximadamente, son siete estados que representan el 25% de la población y 125 votos electorales.

Los estados pendulares representan más de 80 millones de votantes.

En los estados pendulares gano Trump pero por poco margen (47,65% por 43,91%)

Los estados republicanos representan el 31,72% del electorado estadounidense. Los estados demócratas, el 43,22%. Los swing states, más del 25%, entre estos podemos observar que 5 de ellos estan entre los 10 estados con mayor población electoral, destacando Florida con 20.612.439 electores.
Los estados que de forma fija votan republicano representan el 31,7% del voto electoral Estados Unidos. Mientras que los estados fijos demócratas son aproximadamente el 43,2%. Por su parte, los estados pendulares represetan el 25,06%.
Como observamos en el grafico de los estados pendulares, la victoria esta muy disputada (47,65% Republicanos por el 43,91% de los demócratas)

Los swing states 2016, al detalle

Cada estado que conforma Estados Unidos se divide en condados. En el mapa inferior mostramos el detalle de cómo se decantaron los condados de cada swing state, con un gradación de colores más intensos o menos, según la diferencia de cada partido. Estados como Ohio, Indiana o Michigan muestran mayorías claras de los republicanos. North Carolina o Florida fueron estados mucho más disputados entre demócratas y republicanos.
Se puede observar como en siete de las capitales de los estados pendulares vencieron los demócratas, la excepción fue Iowa (Des Moines.

La pandemia actual obliga a modificar la política de voto por anticipado

Aunque todos los estados permiten actualmente una votación ausente o por correo, algunos de ellos requieren que el votante eligible presente una excusa válida para poder recibir y enviar la papeleta electoral. El brote de la Covid-19 ha presentado una oportunidad, aunque sea de manera temporal, para agilizar el proceso de petición de voto en casi todos los estados. En Alaska, por ejemplo, ya no se requiere la presencia de un testigo y en estados como Iowa o Wisconsin la papeleta se envia de manera automática a todos aquellos ciudadanos eligibles. Otros estados como Pensilvania o Carolina del Sur han optado por extender la fecha de petición del voto por correo y proporcionar franqueo de devolución prepago. Podéis leer todos los cambios de política por estado aquí . A día de hoy, 78.658.908 americanos ya han enviado su voto por anticipado y algunos estados como Colorado, Carolina del Norte, Oregon, Florida, Georgia o New Jersey ya han superan el 50% de los posibles votos totales.

La votación por correo: automática o ausente

La votación ausente es una votación que no se realiza en persona el día de las elecciones, sino que ocurre de otra manera (generalmente por correo). Hasta las votaciones presidenciales del 2020, la petición de voto por correo se dividía de dos maneras: sistemas automáticos y sistemas que requieren solicitud. Estos últimos piden que el votante eligible inicie el proceso para recibir las papeletas por correo y son los tradicionalmentr denominados como votación en ausencia. El gráfico de abajo recoge el porcentaje de votos por anticipado que se recibieron en las elecciones presidenciales del 2012, 2016 y 2020. Gracias al cambio de políticas en 2018 (para las elecciones primarias) y en 2020 (debido al Covid-19), se puede observar un cambio radical en algunos estados como por ejemplo Nueva Jersey o Pensilvania donde se ha pasado al envío automático de la papeleta electoral sin presentar una excusa válida. Otros estados como Rhode Island, con más de 30.000 casos de coronavirus detectados y sin cambios en la política de voto por correo, se ha registado un porcentaje de voto cinco veces más grande en 2020 respecto al 2012.

Más de la mitad de los americanos han enviado su voto por anticipado

Las elecciones presidenciales de este año ha visto un incremento del 54% de votos registrados por anticipado respecto las elecciones del 2016. En las últimas elecciones, el 60% de votos enviados por mail correspondieron a papeletas del partido republicano . Aunque a fecha de hoy hay estados que no comparten información sobre los partidos de las papeletas entregadas, el 37% de los votos que se han podido desglosar muestran un cambio en la actitud de los americanos ya que más del 60% corresponden a papeletas del partido Demócrata y Joe Biden .

2012: La mayoría de votos por anticipado son demócratas

2016: Trump gana en las elecciones por anticipado

2020: Biden ocupa el 61% de los votos por anticipado

En las elecciones del 2012 la mayoría de estados no contemplaban el envío de voto por correo automático. A pesar de las restricciones, un total de 43.811.917 americanos votaron por anticipado con un alto índice de participación en Oregon, Colorado o Nevada votando a Obama.
En las elecciones del 2016, el número de personas que votaron por anticipado incrementó un poco hasta llegar a los 47.376.000. Estados como Washington, Nevada o Colorado superaron el 60% con una inclinación hacia Hillary Clinton. Sin embargo, el total de votos que se recibieron por anticipado solamente el 39% correspondían a papeletas del partido demócrata.

Los estados pendulares votan a Joe Biden

Si nos fijamos en los estados pendulares, éstos representan el total del 37% de los votos por anticipado enviados. De este número, un 47% de papeletas són a favor de Joe Biden y un 38% a favor de Trump. Aunque aún faltan más de 47 mil americanos para ir a votar el día de las elecciones, se puede observar un incremento sustancial del número de votos respecto al 2012 y 2016. Más del 50% de los americanos de Carolina del Norte y Florida han votado ya a favor de Biden. La carrera va a ser reñida, y en un día el resto de la población puede empatar el resultado o dar una clara victoria al candidado demócrata.





Fuentes: Electrproject