A Trump exiliado, Biden puesto

“Unidad contra división, violencia, ira, odio, enfermedades o falta de empleo. Democracia contra el supremacismo blanco y el terrorismo doméstico”. El discurso de la toma de posesión de Joe Biden es una oda al multilateralismo y al multiculturalismo. Con mensajes clave a favor de la UNIDAD. A razón de ocho veces salió esta palabra en el discurso del presidente número 46 de los Estados Unidos.

«El mundo nos está viendo. Y el mensaje para los que están más allá de nuestras fronteras. Vamos a reparar nuestras alianzas y vamos a cumplir con el mundo». Entre las primeras medidas adoptadas por Biden: volver al Pactó Ambiental de París y no salir de la Organización Mundial de la Salud. Mensaje claro. Algunos medios dicen que «Estados Unidos han vuelto».

«Una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos”

Por otra parte, hace unos días el ya ex secretario de Estado de Donald Trump, Mike Pompeo, dijo que «el multiculturalismo no es propio de los Estados Unidos». En una hora, no obstante, las palabras de Pompeo se las llevaron las notas musicales de Lady Gaga y Jennifer López. López cantó «America The Beautiful» y tumbó de un plumazo la división y el unilateralismo del ‘American First» que Trump había proclamado cuatro años antes en el mismo escenario. «Una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos”, proclamó la cantante latina.

https://twitter.com/mik1977/status/1351935046337368067?s=20

Esta inauguración de la era Biden y, por extensión, Harris se ha parecido en algunos momentos como un gran evento deportivo. Estrellas como Gaga, López o Katie Perry han sido habituales del halftime de la Super Bowl en los últimos años y la música ha formado parte de este gran espectáculo televisivo.

https://twitter.com/mik1977/status/1351933663756357634?s=20

No ha habido grandes multitudes por culpa de la pandemia de Covid-19, pero el espectáculo se ha visto a lo largo de América, así como en todo el planeta, en horario internacional. Al igual como pasó con las convenciones de demócratas y republicanos, el espectáculo se ha convertido en un evento híbrido que combinaba la presidencialidad con audiencias virtuales.

El juramento de Kamala Harris, por otra parte, ha roto el techo de cristal en cuanto a la vicepresidencia femenina del país y sigue en la línea de proclamar el camino de las múltiples culturas que representa Harris. Dato: de momento, en Twitter, Harris es más popular que el nuevo POTUS (President of The United States). Será una vicepresidencia fuerte, apuntalando un presidente con amplia experiencia política de consensos pero también necesitado de buena cintura institucional y social para manejar los enormes retos del país.

La presentadora de Univisión, Ilia Calderón, se emocionó con el juramento de Harris: «Pensaba que no volvería a ver los Estados Unidos que quiero para mis hijos. Volvemos a creer en América como un país de oportunidades».

https://twitter.com/mik1977/status/1351942985345359872?s=20

Los retos de Biden

A tener en cuenta, enorme contra la crisis sanitaria, la crisis social, la crisis institucional, la crisis económica y en favor del posicionamiento de los Estados Unidos ante la hegemonía china.

Minutos después de la toma de posesión, spot de campaña de la Casa Blanca: «The Work Begins».

Controlar la pandemia en un contexto de 24 millones de casos y 400.000 muertos. Biden ha nombrado a Jeffrey Zients como coordinador de respuesta contra la Covid-19. Nombra a Anthony Fauci como representante de los Estados Unidos a la OMS. Promueve que las mascarillas sean obligatorias y da un mensaje en el que los científicos recobrarán su papel destacado en los briefings informativos de la Casa Blanca.

Por otro lado, Biden quiere sustentar la economía estadounidense. Apoyo a la clase media y a las clases más desfavorecidas. Que la crisis no provoque graneros de trumpismo entre los más pobres. Combatir el paro y el empobrecimiento de la población.

Trabajo en serio, además, contra el cambio climático. Se retorna al Acuerdo de París y se pone en alerta al país ante el negacionismo.

Y, óbviamente, en las líneas maestras de la nueva administración el Muro en la frontera con México deja de ser una prioridad y las políticias contra la inmigración se diluyen. Se protegen los más de 800.000 ‘dreamers’ con el DACA (Acción Diferida para los Allegados en la Infancia) y se desarrolla una nueva política migratoria.

El reto de Biden, por otra parte, será la lucha contra la discriminación racial y el choque polarizador. El presidente número 46 de los Estados Unidos quiere ser un presidente para todos los estadounidenses. Tarea difícil con Trump planeando en su retiro de Florida cómo volver en 2024 con una nueva plataforma política y una nueva plataforma mediática. El trumpismo radical que invadió el Capitolio tiene su vista puesta en la acción demócrata y los intentos de Trump tendrán éxito en la medida que Biden fracase en llevar a cabo una acción integradora y bipartidista.

En los prolegómenos de la investidura, el senador republicano Roy Blunt advertía que «el ataque al Capitolio nos recuerda que el gobierno debe tener contrapesos y frenos. Ser fuerte y resistente». Es momento de cambio y de confiar en templar los excesos de Trump. POLITICO subrayaba que «Biden se comprometía una vez más a alejar a América de la distopia». “Este es el día de los Estados Unidos. Un día de historia, esperanza y renovación. Celebramos el triunfo de la democracia y la voluntad del pueblo”. Palabra de Biden. Palabra de la democracia.

+ En Catalunya Informació me han entrevistado sobre la toma de posesión de Biden y aquí os dejo el audio de esta entrevista analizando lo sucedido en Washington.