La entrevista privada de Olivia Nuzzi

No, no era una broma. Sara Sanders, jefa de Prensa de la Casa Blanca, llamó a la periodista del New York Magazine cuando estaba a punto de abandonar la residencia oficial del presidente de los Estados Unidos. El ‘jefe’ Trump quería hablar con Nuzzi, que estaba investigando sobre el supuesto cansancio del Jefe de Gabinete, John Kelly. La periodista intentaba responder a la pregunta: “¿Cómo ha logrado Kelly, mantener su trabajo a pesar de los rumores y los informes convincentes y persistentes de que el presidente no está contento con él, y él está descontento con el presidente?”

“El general Kelly está haciendo un muy buen trabajo”, dijo Trump a Nuzzi en el despacho Oval. Acababa de empezar la conferencia de prensa privada en el despacho de Trump. No sólo había el presidente sino también Mike Pence, John Kelly y Mike Pompeo.

Nuzzi ha relatado estos díass el encuentro con el presidente de los Estados Unidos en un artículo en el que habla con pelos y señales. No ha hablado con Stephen Bannon desde hace un año a pesar que sigue todas las entrevistas y comentarios del ex jefe de campaña y estratega del Camelot trumpista.

“A los medios les gusta retratar el caos pero no hay caos”. Trump en estado puro. A pesar que el presidente ha etiquetado a los medios de comunicación como “los enemigos del pueblo”, lo cierto es que Trump se está prodigando en los medios de comunicación a escasas tres semanas de las elecciones legislativas de noviembre.

Amor-odio con los medios

Dori Toribio, corresponsal de El Mundo, subraya en ‘Los Hilos de Washington‘ que Trump se ha sometido a diferentes entrevistas intensas en los últimos días, diferentes mítines y reuniones con la prensa local, declaraciones públicas en el Despacho Oval y reuniones a bordo del Aire Force One con los corresponsales de medios. Es una agenda repleta con los medios como protagonistas.

Tras su discurso en Naciones Unidas a finales de septiembre, se ofreció en un encuentro con periodistas que duró una hora y veinte minutos, algo poco habitual para un político y menos un presidente de los Estados Unidos. Trump es un showman. Da titulares, disfruta toreando e insultando a la prensa y vive en el show televisivo contínuamente. Sigue siendo el ‘alma mater’ de El Aprendiz. Ahora des de su silla de la Casa Blanca. Es el ‘amor-odio‘ descrito por la periodista Amanda Mars.

Es la política de Trump, contradictoria y errática muchas veces pero más líquida que anteriores presidentes. Es la comunicación en la era Trump.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s