Andrew Jackson, el ‘referente’ de Trump

Tras su toma de posesión, Stephen Bannon se encargó de comparar el discurso de Trump con la ideología de Andrew Jackson, el séptimo presidente de los Estados Unidos, del 1829 al 1837. Bannon se encargó durante su campaña electoral de dotar de épica el desordenado ideario del magnate. Dotando de contenido histórico el discurso de Trump se aseguraban revertir algo que es palpable: primero es el personaje y después su ideología. ¿Qué hay de comparable entre Jackson y Trump? 

La presidencia de Jackson se rigió por un estilo populista, combativo, con estilo de hombre duro y patriota. Trump ha defendido que Jackson avanzó lo que pasaría años después con el estallido de la Guerra Civil Americana. Extremo que muchos historiadores desmienten.

En política exterior, Trump se puede definir como ‘’jacksoniano’, según el historiador Walter Russell Mead. Donald Trump y Andrew Jackson se parecen por su “profundo escepticismo y hostilidad instintiva hacia las naciones extranjeras y sus líderes”. Paradójicamente Trump contempla Estados Unidos como un Estado-fortaleza que no quiere inmiscuirse en asuntos externos y, que de ser molestado por un tercero, “bombardearía a sus adversarios a muerte”, o como amenazó a Corea del Norte, “con furia y fuego”. 

Trump sigue un algoritmo relativamente sencillo en cuanto a su política exterior: más allá de su ‘America first’, Trump es pro-Israel, apoya la decisión de Gran Bretaña de dejar la Unión Europea, y quiere normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Rusia. Por otro lado, el unilateralismo es la pauta de comportamiento en asuntos globales.  

Lo cierto es que Jackson también tiene una biografía con muchos puntos oscuros, como el propio Trump. El político estadounidense fomentó en 1830 la ‘Ley de desplazamiento forzoso’ de los nativos americanos. El objetivo: expulsarles de sus tierras. Su racismo durante la campaña electoral solo es comparable al que ha mantenido Trump en su carrera política.

“Ningún estadounidense discute hoy, sin embargo, que Jackson, patán, demagogo, ignorante, conquistó para las clases populares unas libertades y unas posibilidades desconocidas en el mundo. Su rostro adorna los billetes de 20 dólares”, decía el periodista Enric González en noviembre de 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s