Xavier Peytibi: “Trump sabía perfectamente a quien debía ir”

Politólogo, especializado en relaciones internacionales. Trabaja como consultor de comunicación política y pública en Ideograma. DEA en Sociedad de la información y el conocimiento, Master en sociedad del conocimiento, Posgrado en cultura de paz y Posgrado en estructura de la Unión Europea.

Xavier Peytibi

¿Cuáles han sido las claves de la victoria de Trump desde el punto de vista de comunicación política?

Saber a quién se dirigía. Sabía perfectamente a quien debía ir. No tenía que ir dirigido a todo el mundo, buscando el voto de todo el mundo. Sólo el de la gente cabreada. Sólo el de la gente que estaba asustada y que lo estaba pasando mal económicamente o sus percepciones del futuro eran peores. En todos sus vídeos se puede ver que se dirige a público blanco, clase media, masculino, con un mensaje claro a lo que puede venir económicamente y al inmigrante.

¿Nos ha tenido que sorprender tanto la victoria de Trump?

Nos sorprendió entre comillas. Según los analistas, tenía un 10 y un 20% de triunfo. Según Kiko Llaneras, un 10% es la posibilidad que saques dos seis en los dados o que el Barça pierda un partido de Liga. Podía pasar, claro. La gran victoria de Trump fue que consiguió movilizar a los suyos y los demócratas no consiguieron movilizar a sus partidarios. El gran error de Hillary Clinton fue olvidar que tenía que llamar al voto. Su equipo pensó que atacando a Trump la gente ya votaría por ella porque era el mal menor. Pero la gente no quería votar al mal menor. Prefirieron quedarse en su casa.

Después de 100 días de Trump en la presidencia, ¿cómo se caracteriza su comunicación?

A nivel institucional, estos primeros cien días han sido un poco de prueba, como de seguimiento de la comunicación que ha hecho Donald Trump en campaña. Es como si hubieran llegado a la Casa Blanca sin tener muy claro cómo querían comunicar. Ahora empiezan a tenerlo claro, siguiendo una premisa muy clara: la desintermediación. Es como comunicaba ya Trump en campaña. Si no consigo que el 90% de los medios de comunicación hablen bien de mí, tengo que comunicar igualmente sin la necesidad de los medios. No es que estos no existan y que sea su final. De hecho es igual que cuando Roosevelt empezó a utilizar la radio para comunicarse. Hubo quien vaticinó que era el fin de la empresa y no fue así. En Francia, De Gaulle hizo lo mismo con la televisión. Fue muy criticado porque decían que cómo era posible que hablara directamente con los ciudadanos y no con los periodistas. En el 2008, se criticó a Obama porque no hablaba con la prensa. Enviaba mucha información a través de los SMS. En 2015, el diario Clarín criticó mucho a Mauricio Macri por publicar contenidos en Snapchat. Pero al día siguiente, Clarín empezó a explicar lo que Macri decía en Snapchat. Para mi Trump hace lo mismo. Él publica en Twitter pero en ningún momento, en los 58 días que estuvo sin hacer una rueda de prensa desde que ganó las elecciones, la prensa no dejó de informar. Porque informaron a partir de eso. Lo que sí que hay es una desintermediación. Si yo sé que la prensa va a estar contra mí, yo te iré informando igualmente, pero lo haré, obviamente, quedando yo bien.

¿Crees que durante la campaña y ahora, sigue un poco la lógica: que se hable de mí aunque se hable mal?


No, no lo creo. Yo creo que sigue conectando con el público que lo votó. De hecho en encuestas, no está tan bien valorado como estaba Obama ni mucho menos, pero tampoco está tan mal la radiografía.

De los últimos presidentes tiene las peores valoraciones..

Cuando empezó el mandato sí, ahora no ha bajado tanto. Se ha mantenido. Y si se ha mantenido desde que es presidente es que tampoco estaba tan mal para su público. Repito, es su público. Y es también el público que no suele responder encuestas, ya que las encuestas se hacen generalmente en ciudades, en zonas urbanas,… no se van al campo a hacer las encuestas, y ese, el del campo es su público.

¿De los asesores presidenciales quién crees que es clave en todo este ecosistema comunicativo?

En campaña creo que fue Bannon. Estoy bastante convencido. Pero ahora creo que es más su yerno.

¿Más que Conway?
Sí, pero es una impresión mía. No tengo ninguna prueba.

Desde el punto de vista de la comunicación política institucional. Vosotros que os dedicáis a esto y asesoráis. Cuáles son aquellas cosas que decís, esto que hace Trump me gusta, esto se puede adaptar.

Me gusta la comunicación directa. Es buenísimo en comunicación directa. Es buenísimo al saber que mucha gente, igual no ve la televisión, igual no está en Twitter, igual no ve emails, pero todo el mundo está en Facebook. Y de eso es muy consciente. ¿Y que hace el? Se comunica sobre todo por ese canal.

La prensa comunica por Twitter, y yo cuando quiero hablar con prensa, queremos llamar la atención de la prensa con las campañas, los candidatos,… lo hacemos por Twitter. Pero si yo quiero llegar a las familias, a las emociones,… lo hacemos por Facebook. Y Trump es un maestro en Facebook Live, en imágenes, en discursos… y casi todo en directo. Y es una cosa que aprendió el último mes de campaña. Y le gustó, le cogió el tranquillo porque funcionó. Cada vez que hablaba tenía millones de visitas. De hecho, ahora desde hace cuatro semanas la Casa Blanca hace, lo que antes hacía con Obama, resúmenes semanales. Un video de Donald Trump hablando tranquilamente en Facebook Live, explicando cómo ha ido la semana. Y eso es algo increíble. Incluso Obama, que era un gran comunicador, jamás lo hacía. Lo hacía de vez en cuando.

¿Crees que hay fórmulas compartidas precisamente por Obama y por Trump?

La respuesta corta sería sí. La respuesta larga sería, sí pero… Pero, ¿y por quién no? Por Obama, pero no porque Obama comunicara muy bien, porque el contexto social tecnológico del mundo, no sólo de Estados Unidos ni solo de la Casa Blanca con Obama ha cambiado.
También comunican mucho mejor ahora May que Cameron cuando empezó en 2005. No es porque May sea mucho mejor que Cameron comunicando, sino porque hay más herramientas, conocemos mejor el público. El público está mucho más en redes ahora que antes. Si yo te digo ahora, que si gana Michelle Obama en las próximas elecciones, ¿comunicará mucho mejor que Obama? Ya te digo yo que sí, y que Trump. Seguro que sí, pero ¿por qué? Porque hay que adaptarse a las herramientas de comunicación. Por supuesto, ha copiado lo mejor, como haría cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s