Efecto boomerang

La victoria de Trump, después del referéndum del Brexit y del referéndum consitucional italiano , fue visto como la victoria del populismo de derechas. En 2017 las elecciones neerlandesas y francesas son citas que debían confirmar el tsunami ultraconservador. No obstante, el Partido por la Libertad (PVV) ha conseguido menos escaños de los esperados y ha perdido las elecciones ante el liberal Mark Rutte.

“Estoy dispuesto a hacer una fuerte oposición”, dice el líder xenófobo Geert Wilders tras reconocer la derrota. “No somos el partido que ha perdido, sino de los que han ganado. Es un resultado del que estar orgullosos”, ha valorado a pesar de todo, según ha informado el portal local de noticias Nu.nl.

El líder antimusulmán holandés ha pasado de 15 a 20 escaños, pero no logra su objetivo de convertirse en el nuevo primer ministro populista de derecha de su país.

Y es que BBC Mundo afirmaba que “el efecto dominó parece que se convirtió en efecto boomerang contra el populismo”. Rutte fue uno de los muchos que comparó una potencial victoria de Wilders con el Brexit y la presidencia de Trump.

El efecto dominó parece que se convirtió en efecto boomerang contra el populismo

Entre las propuestas de Wilders, “desislamizar” el país, salir de la UE y rebajar la jubilación a los 65 años. Su programa electoral es un compendio de medidas antiimigración y reclamaciones sociales que habitualmente habían sido propuestas habituales en la izquierda.

Wilders encarna el ‘Nosotros, el pueblo’ y un sentimiento de extrema derecha próximo a Trump y a Marie Le Pen.

“Creo que calculó muy mal al pensar que podía adoptar el modelo de Donald Trump de cerrarse ante la prensa. Empezó a llamar mentirosos a los periodistas, se negó a conceder entrevistas excepto a un selecto grupo”, afirma el periodista Robert Chesal.

Expertos como Chesal apuntan que el PVV se ha quedado corto en sus expectativas electorales apuntan hacia Donald Trump como uno de las principales lastres. “La gente tuvo miedo al ver el caos y la inestabilidad que hay en Washington y no quiere eso para Países Bajos”, argumenta Kathleen Ferrier, exparlamentaria holandesa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s