La silla eléctrica de la Comunicación en la Casa Blanca

Bill Shine ha dimitido como Jefe de Comunicaciones de la Casa Blanca después de ocho meses en el cargo. Oficialmente, Shine ha presentado su renuncia al cargo para poder centrarse por completo en su nuevo rol de asesor del presidente Donald Trump en su campaña para las elecciones presidenciales de 2020.

«Servir al presidente Trump y a este país ha sido la experiencia más gratificante de toda mi vida. (…) Estoy ansioso por trabajar en la campaña de reelección Trump y pasar más tiempo con mi familia»sostuvo Shine en el comunicado de la Casa Blanca.

Por su parte, Trump ha destacado que Shine «ha hecho un trabajo increíble», según ha recogido el diario estadounidense The Washington Post. «Le echaremos de menos en la Casa Blanca, pero esperamos trabajar juntos en la campaña presidencial de 2020, en la que estará totalmente involucrado», ha manifestado el presidente.

No obstante, detrás de las declaraciones amistosas existe el descontento habitual entre ambas partes. Fuentes próximas de Fox han explicado a The Daily Beast que Trump se había quejado en los últimos meses por la aparente incapacidad de Shine para obtener una cobertura de prensa más positiva para su administración. Y no fue sólo el presidente quien pareció frustrado con el estado actual de las cosas. Según otra fuente familiarizada con la situación, Shine había expresado recientemente que los ocho meses en la Casa Blanca de Trump habían sido extremadamente estresantes para él.

La renuncia de Shine añade más gasolina al Ala Oeste de la Casa Blanca y el efímero cargo de Jefe de Comunicaciones de Trump. La ‘línea succesoria’ desde que el magnate de Nueva York es presidente de los Estados Unidos es larga: Jason Miller, Sean Spicer, Michael Dubke, Sean Spicer, Anthony Scaramucchi, Hope Hicks y Bill Shine.

Directores Comunicación Trump 03

Justamente ‘La comunicación en la era Trump‘ es un buen motivo para repasar la comunicación política del presidente de los Estados Unidos y en Trumpland Media hemos publicado unos cuantos artículos de figuras clave como Sean Spicer, Stephen Bannon o Hope Hicks: ‘Spicer Facts‘, ‘Breitbart News, el brazo mediático de la Alt-Right‘ o ‘Las mentiras blancas de Hicks‘, por ejemplo, son artículos fundamentales para entender qué pasa en el mundo de Trump.

Analizando los más de dos años de la comunicación política de Trump, ¿qué balance podemos hacer? De entrada, muchos directores de comunicación. Ninguno de ellos, antes citados, ha superado los 200 días y lo que es más importante, ninguno de ellos ha superado las ansias del presidente de ser su propio #dircom.

Junto a estos directores de comunicación, dos Jefes de Gabinete: Reince Priebus, John Kelly y Mick Mulvaney . Oficialmente, los Jefes de Gabinete, la familia y los amigos: Ivanka Trump, Jared Kushner y Stephen Bannon. Y además, en la órbita de la comunicación de Trump: Roger Ailes (RIP), Rupert Murdoch, Kellyanne Comway, Dan Scavino, Stephen Miller y Roger Stone.

Las puertas giratorias en la Casa Blanca han sido habituales en la administración Trump y el cargo de dircom no es una excepción, teniendo en cuenta que el presidente ejerce de su propio director de Comunicación de sí mismo.

Shine, ‘uno de los nuestros’

Shine fue el principal productor de Sean Hannity durante varios años en Fox News Channel, llegando al liderazgo de la red cuando el presidente ejecutivo fundador, Roger Ailes, se vio obligado a abandonar las acusaciones de conducta sexual inapropiada. Shine no fue acusado de tales delitos, pero fue nombrado en los juicios como alguien que intentó controlar las denuncias de mala conducta en el lugar de trabajo en lugar de tratar de erradicarlo.

La presencia en el entorno de Trump de personas con marca Fox como Roger Ailes, Rupert Murdoch, Bill Shine o Sean Hannity, así como la presencia constante de personalidades de la Administración Trump en Fox News configuran una relación propagandística del medio conservador que algunos medios liberales están denunciando. The New Yorker publicaba esta semana un extenso artículo sobre ‘La Casa Blanca de Fox News‘ alertando de las conexiones demasiado amistosas entre medio y administración.

En el contexto en el que ‘los medios son el enemigo del pueblo‘, el trabajo de director de Comunicación debería ser fundamental. El problema es que la inestabilidad del cargo hace prácticamente imposible que sea un cargo efectivo. ¿Quién será el siguiente en ocupar la silla eléctrica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *